Stockholm

20120415-110700.jpg

Me ha enamorado Estocolmo. La ciudad antigua perfectamente conservada, sin señal ninguna de haber soportado las inclemencias del tiempo sueco.

20120415-110508.jpg

Los días de sol, el cielo es azul azul azul. y a pesar de ser solo Abril, la luz tenía algo distinto, mágico.
Estocolmo es 1/3 agua, 1/3 verde y 1/3 ciudad. Son varias islas unidas por puentes. Es una ciudad muy integrada con la naturaleza, con varios parques repartidos por la ciudad. Además por ser Pascua, por todas partes estaban estas flores de pascua que me enamoraron. Ojalá me hubiera podido traer algunas de vuelta!

20120415-110624.jpg

20120415-110716.jpg

20120415-110841.jpg

Cogimos un barco por el archipiélago hasta el palacio real de verano, que nos permitió ver una mini introducción a los paisajes nórdicos. Seguro que volveremos, me he quedado con ganas de más rutas por la naturaleza y de un día de compras en la ciudad. Eso sí, la próxima vez iremos en pleno verano!

20120415-110912.jpg

Anuncios

De vuelta

Acabamos de volver de Praga. Yo soy 100% partidaria de las escapadas en septiembre, y la verdad que esta ha sido todo un éxito. Eso sí, ahora estoy muerta y las agujetas me tienen frita!

Ya os enseñaré algunas fotos, la ciudad es preciosa y muy romántica. Aunque la comida se llevaría puntuación negativa! Pero tengo ahora al mr trasteando en la cocina para hacerme un desayuno casero, así que no me quejo!

Lisboa

El fin de semana pasado, aprovechamos el puente para hacer una escapadinha a Lisboa. Como toda escapada turística corta a una ciudad, fue agotadora! Caminar, caminar, caminar… y bajo un calor de justicia! Pero la verdad que lo hemos pasado muy muy bien, nos hemos reído mucho y nos ha servido para desconectar bastante.

(Las vistas desde la habitación del hotel, y el desorden de la habitación, con mi marido en horizontal y sin zapatos, que era lo que más apetecía)

Hemos comido pescado, arroz de pescado, más pescado… y hemos pasado del pastelito de nata porque a ninguno de los dos nos gusta la nata, por mucho que la guía de viajes cogida de la biblioteca no estuviese de acuerdo con nuestra decisión!

El ambiente de la ciudad, a primera hora de la mañana, en los momentos menos turísticos me encantó. Las calles estrechas alrededor del Castelo, la subida sombreada por la avenida Liberdade, las vistas desde lo alto del Parque Eduardo VII…

Lo peor? probablemente por pura paranoia, no nos hemos sentido 100% seguros. En la comida del primer día, el dueño del restaurante diminuto dónde comimos nos advirtió, como pudo, entre portugués y gestos, que el bolso delante y bien cogido todo el tiempo, que cuidado. Seguimos su consejo, y por suerte al final la paranoia no estuvo justificada y volvimos a casa sin ningún incidente.

Vacaciones en la Provenza

Hace un poquito más de un mes, por San Juan, nos fuimos a pasar 4 días de relax a la Provenza francesa. No tuvimos mucho tiempo de organizar el viaje, pero la verdad que fue un éxito rotundo. Comimos, reímos, nos olvidamos del mundo.

Los días empezaban, como es debido, con un buen desayuno! Un te, pan y croissants calentitos untados con mantequilla, un yogur con mermelada de cerezas casera, quesos, algo de fruta…. Y todo eso, en un patio trasero lleno de plantas, un gato perezoso llamado sushi, y silencio absoluto.

Tuvimos la suerte de que, a pesar de nuestra poca planificación, escogimos ir justo en la temporada de floración de la lavanda! Campos y campos de lavanda por todas partes, qué olor, qué color! Una maravilla! Además, para nosotros tenía un pequeño significado especial ya que para nuestra boda preparamos los típicos saquitos de arroz para tirar a los novios, pero añadiendo granitos de lavanda para aromatizar.

De todas las comidas, teníamos dos reservadas. La primera, cerca de Carcassone, no fue gran cosa a pesar de nuestras expectativas. Pero la segunda, en Le Sanglier Paresseux fue una de las mejores comidas de nuestra vida, a pesar de que, con nuestro limitado francés, escogimos la comida sin estar muy seguros de lo que pedíamos. El restaurante está en un pueblito a lo alto de una montaña, no es muy grande pero tiene una terraza agradable y buenas vistas. Altamente recomendable!

Qué placer, las vacaciones! Desde hoy, vuelvo a estar de vacaciones, aunque esta vez no coincido con mi marido, por lo que sólo haremos una pequeña escapadita a Lisboa un fin de semana. El resto de agosto, pienso dormir, usar un poco demasiado mi querido macbook, seguir con mis cocinitas, hacer algo de yoga y, si sobra tiempo, limpiar y ordenar la casa.