Una sombra amable

20120802-145733.jpg

Hoy me apetecía pasear, salir de la oficina, airear mis ideas. Y a pesar del calor, me he ido a comer por ahí yo solita. He alargado un poco la comida (pero es que es Agosto, hay poco trabajo, y me aburro!) y me he venido a sentar a la sombra del patio del museo marítimo.

A ver si se me pega algo de la serenidad del lugar.

Higiene básica

Un post de Mirichán de Expatriada me hizo pensar en algo que lamentablemente me tengo que plantear casi cada día.

Yo intento beber mucha agua en el trabajo, lo que me obliga a levantarme de vez en cuando para ir al baño (que siempre es necesario!). En fin, que yo voy al baño. Y cada vez que voy me encuentro con el mismo fenómeno. Yo salgo abro la puerta, salgo, y me lavo las manos. Y mientras yo me lavo las manos, alguien sale de otro lavabo, me saluda y se va. Así, tal cual. Yo sé que ha hecho pipí (o cosas peores!). Y ella sabe que yo lo sé. Y nos miramos a los ojos. Y aún así, ni siquiera por vergüenza ni por disimular, no, no se lava las manos. Y se va, con sus manos sucias de fluidos corporales, vuelve a su escritorio y sigue trabajando.

Y no es una persona. No, no, no es siempre la misma. Son todas, cada vez una distinta. Y me pregunto, en qué hemos fallado? Cómo podemos ser tan colectivamente guarros?

Monestir de Pedralbes

20120405-111129.jpg

En Barcelona los domingos por la tarde algunos museos son gratuitos. A mí me suele estresar ir a los museos porque me siento culpable si no veo el 100% de la exposición (que las entradas son caras, oye), pero la mayor parte de las veces no me interesa todo. Es uno de mis entrañables defectos! Pero entrar a un museo de gratis es perfecto porque elimina toda la presión. Que no nos gusta? Pues pa’ casa, ningún problema.

Y os cuento todo esto porque hace un par de fines de semana fuimos al Monestir de Pedralbes, que está en la parte alta de Barcelona. Es un remanso de paz con su huerto de plantas medicinales, su fuentecita, … Muy recomendable como alternativa al sofá y peli típico del domingo por la tarde

20120405-110924.jpg

20120405-111247.jpg

Nos vamos de vacaciones

Debería abrir una nueva categoría para viajes!
Sí, esta noche cogemos un avión a Suecia. Con muchas ganas, todo el mundo nos ha hablado maravillas de Estocolmo. Un poco de miedo por el frío, pero vamos equipados con ropa térmica.
Es el primer viaje que hacemos en grupo con amigos, y me hace ilusión aunque también un poco de respeto por eso de tener que adaptarse a los ritmos y manías de los demás.

iPad nuevo

Desde el viernes habemus iPad.
!!!!!!
Qué delicioso capricho!
Me lo he regalado con las horas extras que me debían en mi antiguo trabajo (que me pagaron con el finiquito). Ha sido como un regalo de graduación 🙂

Hablando del trabajo, estoy muy contenta con el nuevo. Estoy aprendiendo cosas nuevas y mi nivel de estrés ha bajado 20 niveles. Sigue siendo un trabajo intenso (por suerte! Tampoco aspiraba a un trabajo aburrido!), pero si salgo entre 8 y 9, ya son 2 horas que le he ganado al día respecto el trabajo anterior! Y además de momento no vivo con la sensación constante y oprimente de “no llego no llego”

La vida va mejorando, y encima ya es primavera!

Ahora sólo nos falta que mi marido encuentre un buen trabajo (ya van casi dos meses de paro). Se aceptan oraciones, velitas encendidas y buenas vibraciones

San Valentín

Feliz San Valentín! Con un poco de retraso, sí, pero es que esta ha sido la primera semana en mi nuevo trabajo… Y ha sido intensa.

En fin, San Valentín! Hubo bombones de Cacao Sampaka, cena italiana (carpaccio di vitello y cuore di zucca), y una preciosa orquídea (como las que hicieron de centro de mesa en nuestra boda :))

20120218-162451.jpg

En tierra de nadie

Ayer fue mi último día en el trabajo, y no empiezo el nuevo hasta el lunes.

Hoy estoy en tierra de nadie. Qué extraña sensación.

Son las 10 y sigo en la cama, escribo mientras mi marido me hace el desayuno (quesadillas y zumo de naranja!). Luego iré a depilarme y de tiendas. Como si fuese mujer florero por un día 😉

No es personal

Quizás ya habéis notado que hay alguien en mi trabajo (ex-trabajo, en una semana!) que me tiene amargadilla. Y no es personal, no. Es una persona de lo más agradable para tomar un café. Pero claro, si me amarga la vida y los fines de semana, el tema coge un aire más personal.

Así que ahí va esta imagen, dedicada a todos los que nos intentan amargar con una sonrisa en la cara

20120201-083926.jpg