Descanso

Este mes no estamos buscando un embarazo. Tampoco estamos haciendo nada por evitarlo.

Necesitábamos un descanso de decepciones. Tan pronto? Sí, tan pronto.

Y ha coincidido con un proceso de selección en el que me he metido. Me molesta variar los planes, pero lo cierto es que mi trabajo es un foco de estrés y desequilibrio en mi vida. Y la oferta tiene buena pinta, pero quién sabe.

La primera entrevista es el viernes.

Correr

Decir que no soy muy deportista es quedarse corto. De lejos.

Pero lo intento. Como todos los no-deportistas que conozco, paso épocas en las que intento cambiar. No todos los cambios funcionan, y muchos no duran. Pero intentar es un primer paso.

Igual que el septiembre pasado, ahora me ha dado por correr. Es el tiempo, ya ha bajado el calor pero todavía se está a gustito en la calle.

El Mr. no necesita hacer deporte porque a sus 32 sigue teniendo el cuerpo de un chico de 23 (dicho CASI sin rencor de mi parte). Pero me acompaña, tanto en el correr como en la aventura de comer más sano.

Sólo llevamos una semana de ejercicio, cuando llevemos un poco más os cuento el programa que estamos siguiendo.

De vuelta

Acabamos de volver de Praga. Yo soy 100% partidaria de las escapadas en septiembre, y la verdad que esta ha sido todo un éxito. Eso sí, ahora estoy muerta y las agujetas me tienen frita!

Ya os enseñaré algunas fotos, la ciudad es preciosa y muy romántica. Aunque la comida se llevaría puntuación negativa! Pero tengo ahora al mr trasteando en la cocina para hacerme un desayuno casero, así que no me quejo!

Taxi disco

Son las 11 de la noche y voy saliendo de trabajar (por segunda vez esta semana!). Cojo un taxi porque a estas horas más les vale a los de arriba pagarme el taxi.

Inevitablemente siempre me tocan los taxistas frikis. Como el que me enseñaba sus creaciones en photoshop de sus hijos angelicales (con alitas y todo!). O el que me dijo q se había hecho el daltónico y se había saltado el semáforo para llegar antes (esperaba q se lo agradeciese??). Hoy toca el discotequero.