Una sombra amable

20120802-145733.jpg

Hoy me apetecía pasear, salir de la oficina, airear mis ideas. Y a pesar del calor, me he ido a comer por ahí yo solita. He alargado un poco la comida (pero es que es Agosto, hay poco trabajo, y me aburro!) y me he venido a sentar a la sombra del patio del museo marítimo.

A ver si se me pega algo de la serenidad del lugar.

Estabilidad

20120713-070440.jpg

Llevo 5 meses en el nuevo trabajo. Aunque nada es perfecto, estoy encantada con el cambio. Trabajo mucho? Sí. Viajo bastante? También. Pero mis niveles de estrés se han normalizado. Una de las pruebas es que llevo 4 meses de periodos regulares, de libro, de 28 días.

Si todo va bien, en unas semanas volveremos a empezar a buscar. Tengo que volver al médico para una revisión y puesta apunto. Pero mi grafiquita estable me da más esperanzas.

Eso, y que nos hemos pasado a la fruta&verdura ecológica. Pero eso es una historia para otro día.

Higiene básica

Un post de Mirichán de Expatriada me hizo pensar en algo que lamentablemente me tengo que plantear casi cada día.

Yo intento beber mucha agua en el trabajo, lo que me obliga a levantarme de vez en cuando para ir al baño (que siempre es necesario!). En fin, que yo voy al baño. Y cada vez que voy me encuentro con el mismo fenómeno. Yo salgo abro la puerta, salgo, y me lavo las manos. Y mientras yo me lavo las manos, alguien sale de otro lavabo, me saluda y se va. Así, tal cual. Yo sé que ha hecho pipí (o cosas peores!). Y ella sabe que yo lo sé. Y nos miramos a los ojos. Y aún así, ni siquiera por vergüenza ni por disimular, no, no se lava las manos. Y se va, con sus manos sucias de fluidos corporales, vuelve a su escritorio y sigue trabajando.

Y no es una persona. No, no, no es siempre la misma. Son todas, cada vez una distinta. Y me pregunto, en qué hemos fallado? Cómo podemos ser tan colectivamente guarros?

Stockholm

20120415-110700.jpg

Me ha enamorado Estocolmo. La ciudad antigua perfectamente conservada, sin señal ninguna de haber soportado las inclemencias del tiempo sueco.

20120415-110508.jpg

Los días de sol, el cielo es azul azul azul. y a pesar de ser solo Abril, la luz tenía algo distinto, mágico.
Estocolmo es 1/3 agua, 1/3 verde y 1/3 ciudad. Son varias islas unidas por puentes. Es una ciudad muy integrada con la naturaleza, con varios parques repartidos por la ciudad. Además por ser Pascua, por todas partes estaban estas flores de pascua que me enamoraron. Ojalá me hubiera podido traer algunas de vuelta!

20120415-110624.jpg

20120415-110716.jpg

20120415-110841.jpg

Cogimos un barco por el archipiélago hasta el palacio real de verano, que nos permitió ver una mini introducción a los paisajes nórdicos. Seguro que volveremos, me he quedado con ganas de más rutas por la naturaleza y de un día de compras en la ciudad. Eso sí, la próxima vez iremos en pleno verano!

20120415-110912.jpg

Monestir de Pedralbes

20120405-111129.jpg

En Barcelona los domingos por la tarde algunos museos son gratuitos. A mí me suele estresar ir a los museos porque me siento culpable si no veo el 100% de la exposición (que las entradas son caras, oye), pero la mayor parte de las veces no me interesa todo. Es uno de mis entrañables defectos! Pero entrar a un museo de gratis es perfecto porque elimina toda la presión. Que no nos gusta? Pues pa’ casa, ningún problema.

Y os cuento todo esto porque hace un par de fines de semana fuimos al Monestir de Pedralbes, que está en la parte alta de Barcelona. Es un remanso de paz con su huerto de plantas medicinales, su fuentecita, … Muy recomendable como alternativa al sofá y peli típico del domingo por la tarde

20120405-110924.jpg

20120405-111247.jpg

Nos vamos de vacaciones

Debería abrir una nueva categoría para viajes!
Sí, esta noche cogemos un avión a Suecia. Con muchas ganas, todo el mundo nos ha hablado maravillas de Estocolmo. Un poco de miedo por el frío, pero vamos equipados con ropa térmica.
Es el primer viaje que hacemos en grupo con amigos, y me hace ilusión aunque también un poco de respeto por eso de tener que adaptarse a los ritmos y manías de los demás.